Roberto Manso, árbitro y runner ‘miercolino’

Roberto Manso González, cumplirá sus 47 años el próximo diciembre, está casado y es padre de dos hijas, Jimena y Paula, de 21 y 16 años respectivamente. Trabaja como comercial en la empresa de distribuciones alimentarias Juan Román Temiño y pertenece al Grupo de Danzas Estampas Burgalesas desde los 16 años. Desde hace un tiempo, correr se ha convertido en una de sus aficiones prioritarias. Pertenece desde octubre de 2016 al Club Deportivo Miércoles a Correr, con quienes, desde entonces, ha compartido algunos de sus mejores momentos como corredor y con los que ha entablado una gran amistad.

Otra de sus aficiones son el fútbol y fútbol sala, deportes que aún sigue practicando. El arbitraje, es otra de sus ocupaciones, estando federado durante varios años y llegando a asistir en partidos de Segunda División B. En la actualidad sigue arbitrando partidos de fútbol sala en la Liga Juez y de fútbol en el Trofeo Ciudad de Burgos.

¿Cuándo y por qué comenzaste a correr?

Comencé a correr el 26 de octubre de 2016 ya que siempre me había gustado correr, pero por estar en otros momentos, inmerso en otras aficiones y no tener el tiempo suficiente, nunca me había planteado salir a correr por mi cuenta y los días que me lo planteaba, por unas circunstancias o por otras, al final nunca salía… hasta que un día hablé con mi vecino Ramiro, que corría con el grupo de Miércoles a Correr, me metí en su Facebook, contacté con ellos y desde entonces me enganché.

¿Cómo es tu día a día compaginando trabajo, vida social y entrenamientos?

Pues mi día es bastante completo. Intento compaginar el tema del trabajo con la familia, buscar los huecos ente los horarios de mis hijas y sacar tiempo para poder entrenar, sobre todo los fines de semana para no quitarle tiempo a la familia.

Perteneces al Club Deportivo Miércoles a Correr. ¿Cómo te uniste a ellos?

Pues como os decía antes, hablando un día con mi vecino Ramiro me comentó que corría con ellos, que se lo pasaba muy bien y que era un grupo muy entretenido. Al final contacté con ellos, concretamente con Kelian por medio de Facebook y desde entonces ¡ahí estoy!

Habitualmente corres trail aunque en asfalto has conseguido completar varias medias y dos maratones (Valencia y Sevilla). ¿Cómo te planteas cada reto?
Ante todo busco disfrutar, tanto en los entrenamientos como antes de la carrera. Intentando superarme a mi mismo, pero sobre todo disfrutando.

¿Cuál es el logro deportivo del que te sientas más orgulloso?

Pues uno de los más importante es el haber hecho de liebre el año pasado aquí, en la media del III Campofrío Maratón Burgos, y después, el disfrutar de acabar el Series Trail Cantabria, consiguiendo por primera vez que un equipo de Burgos ganara el campeonato.

¿Qué pasa por tu cabeza cuando disputas una carrera de ultra fondo tan dura como los 10.000 del Soplao o los 42 km de un maratón?

Pasan muchas cosas, es un cúmulo de sensaciones, te da tiempo a pensar absolutamente en todo, en cosas buenas, en cosas menos buenas, en la familia, en quienes que ya no están… y como he dicho antes, en intentar disfrutar todo lo que se pueda, a pesar de los momentos de sufrimiento de la carrera.

¿Cuál es tu mejor recuerdo corriendo?

Pues, mi primera maratón en Sevilla, en la cual estaban mi mujer, mis hijas y varios de los componentes de Miércoles a Correr, que nos estaban animando y dando su apoyo durante varios puntos del recorrido.

¿Qué carrera ha sido la más dura a la que te has enfrentado?

La primera vez que corrí la Behobia ya que la disputé sin haber entrenado lo suficiente y con un calor sofocante. Lo pasé fatal.

¿Cuáles son tus objetivos para 2019 como corredor popular?

Intentar bajar de tres horas en la Maratón de San Sebastián.

¿Tienes alguna carrera marcada en rojo en tu calendario cada año? Esa que no te quieres perder nunca.

Sí, una de mis favoritas es la Picón Castro, una carrera preciosa, con buen trato y unos paisajes espectaculares. Una carrera muy recomendable.

¿Crees que correr es una moda pasajera o que ya se ha consolidado en España?

Pienso que ya está consolidado.

¿Hay alguna persona que sea tu referente en atletismo o a quien admires especialmente?

Sí, a mi compañera Esther Pérez Septién, a parte de ser una gran corredora es una gran persona y una gran amiga.

Has participado en dos ediciones del Campofrío Maratón Burgos disputando los 21 kilómetros de la media, ¿qué destacarías del recorrido?

Destacaría el recorrido totalmente llano y el paso por los diferentes puntos históricos de la ciudad, especialmente por la Catedral de Burgos.

La labor de los corredores guía (liebres o pacers) para marcar el ritmo y conseguir el objetivo de tiempo previsto es fundamental en carreras de larga distancia. ¿Cómo fue tu experiencia llevando el globo de 1 hora 30 minutos en el III Campofrío Maratón Burgos 2018?

Poder guiar a los corredores que querían hacer esa marca llevándolos por mi ciudad fue una experiencia muy bonita.

¿Qué aspectos crees que hay que mejorar para que el Maratón Burgos se convierta en una prueba de referencia?

Desde mi punto de vista darle más publicidad a nivel de radio, televisión, etc…