Deporte y audición

No cabe duda, que el ejercicio físico contribuye en beneficio de nuestra salud. Como comentamos en nuestro post “deporte y visión”, unos buenos hábitos de vida y una buena alimentación ayudan a prevenir muchos problemas corporales entre los que se incluye la salud visual y la salud auditiva.

Un estudio de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) concluyó una relación directa entre la obesidad en adolescentes y pérdida auditiva y está ampliamente reconocido que el ejercicio físico tiene capacidad terapéutica y preventiva mejorando la tonificación muscular, las capacidades respiratorias y circulatorias y cómo terapia anti ansiedad.

Para cuidar nuestros oídos no sólo basta con evitar el exceso de decibelios a la hora de escuchar música mientras corremos, la buena alimentación y la práctica de ejercicio diario son claves para evitar problemas circulatorios que, empiezan manifestándose primero en el oído.

Por otra parte, los altos niveles de colesterol y triglicéridos en sangre por la elevada ingesta tasa de grasas pueden ocasionar problemas en los oídos y en la audición como zumbidos en los oídos, también conocido como acúfenos o tinnitus y disminución en la capacidad auditiva.

Además, otros estudios demuestran que la vida sana y el ejercicio físico previenen la pérdida auditiva subrayando que el sobrepeso es un factor de riesgo importante para la pérdida auditiva Nurses Health Study II (Estudio II sobre la salud de las enfermeras)

Otro de los problemas auditivos ligados al deporte son las otitis externas, más conocidas como “oído del nadador”. La otitis externa es una infección del canal auditivo externo. Puede ser muy dolorosa y puede afectar tanto a niños como a adultos. Las CAUSAS más frecuentes son:

  • Humedad atrapada en el canal auditivo
  • Una lesión en el canal auditivo

La mejor manera de evitar una infección de este tipo es mantener el conducto auditivo seco y ello se puede conseguir de una forma fácil siguiendo las siguientes RECOMENDACIONES:

  • Utilizar gorro de baño preferiblemente de silicona o látex para evitar, todavía más, que llegue a entrar agua.
  • Inclinar la cabeza hacia un lado y hacia el otro al salir para drenar el agua que pueda quedar dentro.
  • Secar bien los oídos con una toalla después de nadar o bañarse.
  • Utilizar tapones a medidapara evitar que entre agua en el conducto auditivo. Los tapones a medida se realizan de silicona a partir de un molde de su propio oído y ofrecen la mejor protección contra el agua al adaptarse totalmente a la forma del canal auditivo. No todos los tapones del mercado tiene calidad suficiente ni están indicados para el uso en el agua.

Otro problema que puede producirse es el dolor que se produce en los oídos corriendo en invierno:

Los oídos están muy vascularizados y la contracción fuerte con el frio produce ese dolor punzante tan incómodo. Se recomienda utilizar gorro u orejeras para evitar ese problema.

Desde Centro Auditivo Mijangos y en unión con Widex Audífonos, colaboramos en el patrocinio del Widex Maratón Team. Pensamos que nadie está más concienciado con las personas que sufren pérdida auditiva que los profesionales que día a día les tratamos. Por eso audioprotesistas de toda España formamos parte de este grupo singular, unido para dar un mensaje al mundo de prevención de la salud y por una causa solidaria.